La fotografía documental consiste en una serie de imágenes que reflejan una realidad con propósitos sociales, culturales o científicos. Existe un fuerte compromiso entre el fotógrafo y el estudio del tema que se desea tratar. 

Si hay un tipo de fotografía que retrata sucesos y realidades temporales o atemporales, que pueden o no ser noticia, es la fotografía documental. 

Miguel Ángel Yáñez, historiador sevillano de la fotografía, define el documentalismo fotográfico o fotodocumentalismo como:

“Aquella cualidad de algo pasado, objetivamente registrada y mostrable al espectador en soporte fotográfico, que encierra potencialidad para testimoniar, instruir e informar sobre ese algo”.

Este tipo de fotografía tiene un carácter predominantemente emocional, de denuncia o reivindicación. Suele centrarse en asuntos de interés universal y, por ello, funciona como una pieza informativa importante para los archivos históricos y para la conciencia social.

Si bien, los temas de fotografía documental usualmente son sociales o culturales, estos también pueden ser sobre lugares, animales y plantas.

Características de la fotografía documental

  • No se limita a solo informar. La finalidad del fotodocumentalismo es concientizar sobre algún hecho o realidad.
  • Es objetiva, sólo atemperada por las decisiones técnicas y compositivas del fotógrafo documentalista.
  • No suele necesitar de una explicación ni pies de foto. Las imágenes documentales están llenas de significado y hablan por sí mismas.
  • Por lo general, la fotografía documentalista forma parte de una serie de fotos de manera que se obtiene una realidad más fidedigna y panorámica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *